Talento Humano
Cultura Laboral Extraordinaria

Promover y estimular una cultura empresarial extraordinaria se ha convertido en el objetivo primordial para miles de organizaciones. Para la mayoría de directivos, este factor ha superado en prioridad al modelo operativo de la compañía. Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de cultura empresarial?

Podemos definir a la cultura empresarial como el carácter, valor y personalidad de la persona jurídica a la que se está representando; es decir, la empresa. 

En este sentido, la cultura empresarial acopla conocimientos, políticas y capacidades y las traslada a una filosofía de empresa que termina por definir una “identidad”, tanto para sus trabajadores como para el consumidor.

Para muchos líderes del mundo empresarial, la cultura empresarial podría definirse simplemente como el ADN de la organización.

En el presente, el público no solamente consume un producto o servicio, sino que consume una filosofía de ver el mundo. Por esta razón, es frecuente ver que las marcas más relevantes del mundo no sólo venden mucho, sino que tienen filas de fanáticos difundiendo de una u otra manera la filosofía de la marca.

Por lo tanto, la cultura empresarial es en la actualidad un punto clave a desarrollar por cualquier organización con algo de ambición. La cultura empresarial es el espíritu de la marca, y como tal, inspira y la trasciende.

Ahora, la pregunta es: ¿cómo puedes hacer para crear una cultura empresarial extraordinaria en tu organización?

Claves para una cultura empresarial extraordinaria

  1. Saber transmitir

El espíritu de la cultura empresarial se transmite a través de los múltiples canales de comunicación internos y externos de la compañía. Las organizaciones grandes cuentan con una estructura de comunicación organizacional para dedicarse íntegramente a este propósito.

De esta manera, el primer paso es iniciar a los equipos en los ritos, costumbres, visión y misión de la organización. Para que después ellos mismos -en menor o mayor medida- terminen siendo “embajadores de la marca”.

La organización debe tener un ADN propio y ser capaz de transmitir esa identidad a sus trabajadores.

  1. Reconocimiento

Cuando un equipo hace un buen trabajo, es preciso que se lo reconozca y se lo premie por su labor. Esta situación creará un refuerzo positivo en los individuos; por lo que desearán seguir por ese camino.

  1. Liderazgo y visión

Para lograr el objetivo de alcanzar una cultura empresarial extraordinaria, es fundamental contar con un líder que entienda y encarne los valores de la organización. Las nuevas generaciones buscan líderes que los inspiren.

Un buen líder tiene que ser capaz de transmitir visión de futuro y estar involucrado en el desarrollo diario de la compañía.

  1. Desarrollar un método de trabajo que acompañe los valores de la organización

Un líder positivo se compenetra con sus equipos, los alienta y busca constantemente actualizar la organización.

Por lo tanto, implementar nuevas capacitaciones que persigan un desarrollo holístico de los trabajadores es un excelente método para invertir en el recurso humano de la organización.

El recurso humano de una empresa es el motor de la misma; si hay buen ambiente laboral, sin duda más pronto que tarde los resultados del esfuerzo se materializarán.

Para más contenido de valor te invitamos a que estés atento al blog de Talento Humano.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?